Neuraten

Vitamina C

La vitamina C es un antioxidante que ayuda a mantener el sistema inmunológico y ayuda a neutralizar los radicales libres en el cuerpo. Es un hidrosoluble imprescindible para el desarrollo y crecimiento. También ayuda a la reparación de tejidos de cualquier parte del cuerpo, formando colágeno (el tejido cicatricial) en el caso de las heridas o subsanando el deterioro en huesos o dientes. La vitamina C también podría ayudar a curar resfriados comunes.

Función

La Vitamina C se necesita para el crecimiento y reparación de tejidos en todas las partes del cuerpo, para sanar heridas y formar tejido cicatricial, reparar y mantener cartílagos, huesos y dientes. Bloquea parte del daño causado por los radicales libres que se producen cuando el cuerpo descompone los alimentos o cuando se está expuesto a humo de tabaco o radiación; evitando así enfermedades y trastornos que puedan perjudicar el crecimiento del niño.

El Cuerpo no puede producir la vitamina C por sí solo, ni tampoco la almacena, por lo que es importante consumirla en alimentos y complementos alimenticios que la incluya en su fórmula.

Beneficios de la vitamina C

  • Mejora la función inmunitaria y facilita la absorción de hierro.
  • Previene el escorbuto y sería también eficaz en la prevención de algunos tipos de cáncer y enfermedades cardiovasculares.
  • Es esencial para favorecer el crecimiento rápido y ayudar a combatir las infecciones.
  • Es un potente antioxidante, protege la piel y ayuda a curar heridas, tan frecuentes en los niños. Contribuye, además, para la formación de colágeno (proteína necesaria para la cicatrización de heridas) en la piel

¿Qué causa la deficiencia de vitamina C en niños?

En caso de presentar un déficit de vitamina C real, el niño puede presentar el conocido cuadro del escorbuto, que se inicia de forma muy inespecífica (fiebre, dolores musculares) y termina con la característica inflamación de las encías y las parálisis musculares, que no son reales, sino consecuencia del intenso dolor.

es_ESSpanish